La tarea educativa y las acciones sociales de los colegios de la diócesis para enfrentar la pandemia

La tarea educativa y las acciones sociales de los colegios de la diócesis para enfrentar la pandemia

 
La pandemia del coronavirus y todas sus consecuencias, entre muchas, el aislamiento social preventivo y obligatorio que se implementó en nuestro país, ni siquiera se imaginaba al inicio del actual ciclo lectivo.

Pero todo cambió desde marzo: las escuelas debieron adaptarse a la situación mundial comenzando por un nuevo estilo de comunicación con los alumnos, las familias y entre los propios miembros de la comunidad educativa; tuvieron que reformular la enseñanza de los contenidos, virtuales desde  entonces, acaso el principio, en parte, de la “educación del futuro”; su papel esencial (expresado en el trabajo creativo de los docentes en este tiempo) y la relación con la comunidad quedó más evidente especialmente en aquellos colegios que debieron cumplir una función más social, siendo un puente entre los organismos del Estado y las familias más necesitadas en el acercamiento de alimentos; todo lo cual exigió la tarea docente y recordó el indelegable rol de las familias en la educación de sus hijos. 

Los colegios de la diócesis de Lomas de Zamora
“Sabemos que la pandemia y el aislamiento social continuarán por un tiempo y que, por lo tanto, la escuela ´edificio´ estará cerrada. Pero seguirá enseñando, acompañando y cuidando de otra manera”, señalaron desde el Jardín "La hormiguita viajera" que pertenece al Complejo Natta (Tristán Suárez).

Y resaltaron la empatía “con las situaciones familiares en las que se lleva adelante la cuarentena, en donde los tiempos disponibles y los recursos son diversos. Con el personal docente una vez por semana nos reunimos en videoconferencia para poder evaluar a partir de los registros observados, las dificultades que hayan tenido las docentes y las respuestas de las familias” (Ver informe completo en adjunto, abajo).


Desde el Complejo “Ntra. Sra. de Itatí” de Carlos Spegazzini que abarca el Jardín Pinocho y el Instituto “Niño de Belén” (E.P y E.S), dijeron que “no podemos centrarnos en lo pedagógico, lo curricular, si nuestras familias están pasando por momentos de crisis, por eso sentimos la necesidad de ser servicio, poner en acción y mirar a nuestros hermanos”. Y contaron que los martes y jueves se prepara el almuerzo para familias de la comunidad y cada 15 días se realiza la entrega de mercadería, y se sigue ayudando al comedor “Rincón de Luz”.

“Desde hace siete años estamos ayudando a un comedor que le da de comer a 250 personas casi todos los mediodías de lunes a viernes, lo hacemos tanto con mercadería como en lo espiritual, ayudando con mano de obra para su construcción y en lo afectivo y en clases de apoyo, todo con el apoyo de monseñor Lugones, monseñor Carbonell y el padre Gabriel Coon”, aseguraron (Ver más aparte).

El Instituto Técnico Juan Bautista Peña (Ezeiza), por su parte, creó la propuesta institucional  #Pensando en el otro siempre#, a través de la cual se llevaron a cabo las siguientes acciones comunitarias: confección de máscaras protectoras, obrar de nexo para que las familias  necesitadas reciban bolsas de alimentos, realización de campaña  pastoral para juntar juguetes para los niños de los comedores de la zona.

“En función a los acontecimientos de público conocimiento, el director del Instituto, profesor Diego Furrer, ha solicitado a su plantel de docentes técnicos el desarrollo y fabricación de todos aquellos elementos que puedan contribuir al área de salud y seguridad de nuestro distrito, poniendo a disposición de la comunidad la capacidad técnica de sus docentes, la logística, los equipos e insumos de los que dispone la institución. Con este lineamiento hemos comenzado la fabricación de soportes plásticos para láminas de protección facial, elemento utilizado para proteger el rostro del personal de salud que se encuentre en situación de alta exposición al virus” (Ver más aparte).

El Instituto “San José” (San Vicente), por su parte, articuló su tarea en este tiempo con la parroquia San Vicente Ferrer, teniendo en cuenta las palabras del papa Francisco: “Nadie se salva solo, estamos en una misma barca y estamos todos llamados a remar juntos”.

El Nivel Primario, por ejemplo, contribuyó a la campaña “Frío Cero”, en donde una docente armó un video tutorial para los estudiantes de segundo ciclo, enseñando a tejer cuadrados de crochet para la confección de mantas. El Nivel Secundario organizó con sus alumnos un spot virtual para Cáritas compartido en distintas redes sociales, “en donde se reflejó el vínculo fraterno, favoreciendo la cultura del trabajo, la solidaridad y el bien común”. Y colaboró con el armado de las cajas de mercadería que reparte esta organización desde la parroquia y apoyó con el agregado de un elemento esencial para los hogares: aceite y yerba. También se destaca la colaboración de algunas familias para la entrega de esta mercadería cada 15 días. El Nivel Agrotécnico con su producción colaboró también con Cáritas y otros merenderos de la zona, entregando insumos de primera necesidad, como son la leche, pollos y embutidos.

El Jardín Nuestra Señora del Rosario de Fátima (Rafael Calzada) destacó la confección de un libro de recetas tradicionales de nuestro país y recetas tradicionales de las familias. “Los niños junto con sus familias escriben las recetan, las comparten a las seños y algunas incluso las cocinan en video para mostrarlas a sus compañeros. Este libro virtual se finalizó luego del festejo del Día de la Independencia, donde los niños compartieron una merienda colonial con las docentes vía Zoom o Meet”, compartieron.

“Colegios”, uno de los pilares del Programa de Financiamiento Eclesial “Fe”, nacido para sostener la misión de la Iglesia. Los colegios de la diócesis de Lomas de Zamora forman parte de la misión de la Iglesia. Ayudá a tu parroquia. Ayudá a tu colegio. (Buscá tu parrroquia de cercanía o pertenencia por la localidad).

El Nivel Secundario del Instituto “Pbro. Antonio Sáenz” (Lomas de Zamora) describió su trabajo pedagógico (ver aparte), “en el acompañamiento a las familias y docentes, a través de una constante comunicación, y específicamente una ayuda alimentaria a través de Caritas y a una familia que se le incendió la casa”.

“La extensión de la pandemia del COVID-19 y el aislamiento social obligatorio como principal medida preventiva, colocaron al sistema educativo en una situación inédita en la historia de la escolarización”, aseguraron desde el Nivel Primario del colegio Sagrada Familia (Banfield).

“Frente a esta situación, y ante la incerteza para el retorno a clases presenciales, fue necesario reorganizar, seleccionar, secuenciar contenidos y priorizar metas de aprendizajes, desarrollando distintas estrategias para sostener la continuidad del vínculo con la escuela y los aprendizajes, la escuela y la familia, analizando y contemplando cada contexto ( posibilidad de conectividad, acceso a soportes digitales, contexto familiar)”, sostuvieron.

“No dejó de ser un proceso de aprendizaje constante, no sólo para nuestros alumnos, para docentes, directivos, familias, aprendizajes que nos acompañarán durante mucho tiempo y que, sin duda, dio inicio y tendrá continuidad en el tiempo a una nueva modalidad educativa” (Ver más aparte).

Colegio "Hormiguita viajera"

Complejo Ntra. Sra. de Itatí (C. Spegazzini)

Colegio Ntra. Sra. de Luján (Lomas de Zamora)

 

La buena noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente. Pero también significa esfuerzos (dedicación, elaboración, investigación…), mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para presentar la noticia, costos del hosting y soporte de este sitio, insumos, viáticos, etc. 
Eclesia es el periódico mensual, es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail con los anticipos de las noticias. 
Con tu valoración, ante todo, y tu ayuda mensualEclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace más de 20 años.


Gracias por valorar Eclesia