En Burzaco, una religiosa isabelina hizo su profesión de votos perpetuos

En Burzaco, una religiosa isabelina hizo su profesión de votos perpetuos

Las Hermanas Terciarias Franciscanas Isabelinas de Padua, comunidad religiosa de Burzaco, en la diócesis de Lomas de Zamora, celebraron la profesión perpetua de una de sus miembros, la hermana Clara Delia Carrillo Ugarte.

Fue en el marco de una misa que se ofició en la parroquia Santos Pedro y Pablo, también de la localidad de Burzaco, y fue presidida por el reverendo padre Daniel González, Superior Provincial de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús de Betharram.

Ante la hermana Cristina Bodei, Delegada de América Latina de la congregación con sede regional en Quito, Ecuador, la hermana Carrillo profesó sus votos religiosos perpetuos.

“La profesión perpetua es Amor, un amor expresado públicamente”, le dijo a Eclesia la hermana Carrillo. “Es mi acción de gracias a Dios por creer en mi y yo creer en El. Es mi amor para siempre, en la  congregación Franciscana Isabelina, al servicio de la Iglesia, una Iglesia en donde nació mi vocación. Una Iglesia en la cual creo y le digo sí a la misión junto a ella. Agradezco a mis hermanos en la vida consagrada por su testimonio de fraternidad por vivir lo intercongregacional, vivir el ser familia. Creo en un Dios Padre y Madre que me invita a rezar siempre por las vocaciones al matrimonio, misioneras, catequistas, religiosas, sacerdotales y tanta más. Es que Dios es Dios Familia”, dijo.

Misa de Profesión perpetua

 
La congregación de Hermanas Terciarias Franciscanas Isabelinas de Padua fue fundada por Isabel Vendramini  (1790-1860) en Italia, en 1830, en línea con la Tercera Orden Franciscana “para servir a los pobres”. Vendramini fue beatificada por Juan Pablo II en 1990.

En la comunidad de Burzaco actualmente hay cuatro religiosas: la superiora, la hermana italiana Loredana Scudellaro; las hermanas Mónica Pintos y Mercedes Zambrano, a cargo del Hogar “Casa Familia”; y la hermana Clara Carrillo, neuquina que vive en Burzaco hace  5 años, y que acompaña la pastoral juvenil en Santos Pedro y Pablo, y la pastoral de la vecina comunidad de Betharram de Adrogué.

En contraste con esta alegría, la comunidad sufrió hace pocas semanas la muerte de la hermana Esther González, nacida en Burzaco y los últimos años con residencia y misión en Portoviejo, Ecuador. Por una enfermedad imprevista descubierta hace poco, falleció el 20 de abril. Sus restos ya descansan en la parroquia de Burzaco.

La buena noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente. Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  
Eclesia es el periódico mensual, es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el newsletter que más de 2.300 personas reciben por mail con los anticipos de las noticias. 
Con tu valoración, ante todo, y tu ayuda o tu suscripción (con débito automático mensual) Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

 


Gracias por valorar Eclesia