El mandamiento del amor con jóvenes en recuperación de las adicciones y encarcelados de la Unidad Penitenciaria Nº 40

El mandamiento del amor con jóvenes en recuperación de las adicciones y encarcelados de la Unidad Penitenciaria Nº 40


En el marco de la “Misa de la Cena del Señor”, que dio inicio al triduo pascual, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, cumplió con el rito del lavatorio de los pies con jóvenes que se recuperan de las adicciones y con encarcelados de la Unidad Penitenciaria Nº 40 de Lomas de Zamora.

Siguiendo la liturgia del día, monseñor Lugones estuvo por la tarde en la sede de la Fundación “Nueva Vida”, una comunidad terapéutica en Glew que atiende a chicos con problemas de adicciones. Y luego hizo lo propio, esta noche, en la parroquia San Cayetano (Burzaco).

Misa en la Fundación "Nueva Vida"

Ayer, en vísperas del Jueves Santo, el obispo llevó a cabo este rito con hombres y mujeres encarcelados en la unidad provincial ubicada en el Barrio Santa Catalina, en Lomas, y anticipó el rito de la adoración de la cruz, propio del Viernes Santo.

Rito del lavatorio de los pies en la Unidad Nº 40

Por su parte, el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Jorge Torres Carbonell, presidió la Misa de la Cena del Señor en el barrio “Las Chacritas” y en la parroquia Nuestra Señora de Luján (El Jaguel).

Monseñor Lugones ofició hoy a la mañana la misa crismal, que reunió a los sacerdotes y a toda la diócesis. El sábado a la mañana se dará a conocer su mensaje y saludo pascual.

 

* Fotos de Mons. Torres Carbonell en Las Chacritas: gentileza de David Leguizamón